Uncategorized

Video: ánimos caldeados entre Zambrano y Pavón en la derrota de Boca

Operation Underground Railroad Movie
Sager: "Aprobamos el Presupuesto de la reactivación económica del Chaco"

Al final, hubo reconciliación y Zambrano bajó la calentura del momento por la “agresión”. Se sentó al lado de Pavón e hicieron las pases, en una “tensa calma” en el banco de suplente. En la recta final del 2021, ¿hay ánimos caldeados en Boca?

Pavon-ZambranoBoca

El delantero, luego de saludar al entrenador cuando salió reemplazado , le pegó en varias oportunidades al techo del banco de suplentes. Luego revoleó un par de botellas al campo de juego, una de ellas incluso debió ser recogida por su compañero Fabra, mientras que la última terminó salpicando a Carlos Zambrano.

Informate más Independiente logró un triunfo clave y frenó a Boca rumbo a la Libertadores Las cámaras grabaron el momento, cuando a los 16 minutos del segundo tiempo, Pavón salió del campo de juego. Molesto por la decisión, comenzó a revolear algunas botellas con agua, las cuales salpicaron a Zambrano.

El peruano se enojó por la salpicadura de agua e increpó a su compañero, por lo que se vivió un momento de tensión en el banco de suplente de Boca Juniors, en medio del partido con Independiente.

Se ve como algunos jugadores intentan calmar a Zambrano, e incluso hasta tuvieron que intervenir integrantes del cuerpo técnico para calmar al peruano, molesto porque Pavón lo mojó.

El peruano, quien estaba a su lado, le pidió que se calmara y ante la respuesta del cordobés, se paró y hubo un discusión que no pasó a mayores por la rápida intervención de sus compañeros.

En las imágenes que fueron captadas por las cámaras de ESPN se pudo ver también que Zambrano y Pavón continuaron discutiendo a la distancia, aunque lo cerraron con un apretón de manos.

Al final, hubo reconciliación y Zambrano bajó la calentura del momento por la “agresión”. Se sentó al lado de Pavón e hicieron las pases, en una “tensa calma” en el banco de suplente. En la recta final del 2021, ¿hay ánimos caldeados en Boca?

Pavon-ZambranoBoca