Deportes

El iraní es acucioso con sus mujeres y disciplinados con su Fe, venezolanas abrazaran el Islam

Conocí, todas las zonas populares del Tigre, siendo invitado de la Iglesia Libre El Salvador, tenia alianza con los hermanos de la Misión Rio Orinoco. Éramos ocho, tres varones y cinco hembras, en algunas esquinas formábamos un círculo y, con el megáfono predicamos la Palabra de Dios.  Transformamos a las familias y la liberamos espiritualmente. Soy un soldado del evangelio y, ya para mi no existe el retorno

El Faro del Araguaney

Mi castellano en una época pasada no se entendía, mis alumnos me preguntaban porque utilizaba tanto el acento colombiano como brasilero.  A la vez, desconocía la influencia tó xica del inglés. Es que no estaba  dispuesto a ser un joven que existía entre las aguas de dos mundos.  El uso del lenguaje poco me interesa, me preocupa el digusto generacional hacia la autoridad y una honda compresión del papel de los medios masivos en la formación de la conciencia pública. Estar en política es fundirse con las masas, la ingenuidad y el coraje es una solitaria imaginación en mis alumnos del ayer.

Conocí, todas las zonas populares del Tigre, siendo invitado de la Iglesia Libre El Salvador, tenia alianza con los hermanos de la Misión Rio Orinoco. Éramos ocho, tres varones y cinco hembras, en algunas esquinas formábamos un círculo y, con el megáfono predicamos la Palabra de Dios.  Transformamos a las familias y la liberamos espiritualmente. Soy un soldado del evangelio y, ya para mi no existe el retorno.

Todo es disciplina y amor por el pueblo, tener puños valientes para expresar la verdad, lucho contra la muerte para que no reine en este mundo.

Pero, en la embajada árabe alrededor de los años 1975- 79 no se dormía. Colocaba mi Dart en una especie de subida y de allí me saltaba al Templo Krisna para ver a mi amiga Dulce Lucena de Carabobo y mi misión era que un año debería estar fuera de ese mundo hindú, es cuestión de desafío y de atravesar el mundo de las sombras y descubrir nuestra propia existencia.

Mi relación con el mundo árabe me permitió conocer su lenguaje y costumbres, para quienes no están acostumbrado es un mundo frío y es la historia de una mitad del planeta. La mujer árabe de contar la historia de su vida y, ellas es un misterio de vidas, deben cumplir una disciplina religiosa y, no deben quitarse el velo por rebeldía. Sin duda, están sometidas.

, en gran medida son engañados y todos tienen sus camas pegables para irse a la calle, cuando sus casas pierdan el brillo de antes.

Sartre, tuvo un momento al igual que Trump, sus amigos se reían de él por alertar el peligro que se le cierne al mundo europeo. Putin busca avanzar entre los cadáveres de sus hermanos ucranianos. Y, ya todos los izquierdistas están millonarios.

Mi pasado, este escrito en los diarios de Venezuela. Nunca volveré la vista atrás y, todo cambia, cuando cuentas tu vida, he tenido fidelidad con la historia cristiana de esta nación y la política, ya no hay más anarquía, somos un espejo y, ya pasó, las pompas fúnebres de la iraní serán olvidada y, el mundo no se manifestó, menos Occidente, toda una hipocresía de quienes comen gato por carne de res y té por café, nos hacemos los chinos, los que no sabemos nada. Por lo tanto, somos personajes de una novela.

Son tiempos lúgubres, los pueblos han querido vivir de esta manera al elegir a sus gobernantes

Tenía una compañera de aula, siempre que le veía mi corazón latía fuerte y en mi elevación, su figura estaba vestida como una mujer judía, con su sari y su velo que cubría su cabeza. Una noche me teletransporte y entre a su casa, visite todas las habitaciones de su casa, menos la de ella, deseaba verla, como la conocí, por no manifestarme la deje ir, del Tigre predicando solo resta un recuerdo, de mi estancia en la embajada árabe y el Templo, solo queda un pasado.

Krishnamurti nos lleva a una predicación especial, el de ser libre como un principio integro de la vida y, debemos retirarnos del mundo o cosmos, hallar retiro de nuestras propias ideas y ser un hombre hipnotizado por las actividades de nuestra mente que, es posesionada por su propia revolución y la mente es el resultado del tiempo.

Recuerden, esta política ya va para 24 años y Maduro busca energizar nuestras miserias para llegar al 2035. El es un espíritu iraní. Y la compresión de la mente es el inicio de la paz. Entonces, debemos descubrir que es lo falso.

Jidu expresaba que somos discos de fonógrafo y, nos da pesadilla, pensar.

El hombre de conocimientos, nunca encontrará la verdad, igual el de experiencia y opiniones, nuestra mente encontrara la verdad a través de la erudición, por eso, ella es veloz para resguardar ideas en la memoria.  Ningún chavista vive bien, me consta, su mente es vacía y rechazada por los enchufados. Así que para entender la muerte de la joven árabe es ir al devenir, el movimiento del tiempo desde el pasado hasta el porvenir, a través del presente. ¿Cuál feminismo? Eso no existe, es la nada, todas las influencias del colectivo se esfuman en el hablar del futuro.

Los Ayatolá, son un presente con poder político y oro de Venezuela, es lo que vale y, ya no hay cartero para encontrar una satisfacción en las ideas.

Solo puede haber una revolución fundamental cuando hacemos frente a la crisis en forma directa, sin intervención de la mente, ella es dominada por una bolsa de Clap.

 

-* Escrito por Emiro Vera Suárez , Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista

Exponerse es morir en una organización religiosa y áspera