Economía

Carlos Lanz en el Cielo, el hilo de Clodovaldo y una justicia donde la bulla es más que la cabuya

Bancamiga

Ahora que hablas de Clodovaldo Chela, creo que tienen tiempo que no viene a Margarita. Muchas veces lo vi por el Valle de Pedro González

¡Virgen del Valle!

Mi comay Chucha, esa fue la expresión, que me salió del gañote como un trueno, cuando me enteré mi cotorrita de la sentencia contra los implicados en el caso de Carlos Lanz. Creo mi comaita, que mejor y más barato nos hubiese resultado, declarar casi que inocentes a los implicados, porque tengo el palpito mi comay Chucha, que la justicia en este caso, tuvo el propósito y fin de condenar a la izquierda y eso ya estaba totalmente hecho. Ahora mi comay y sin muchos argumentos jurisconsultos y más bien bíblicos, la sentencia es como una lavada de manos. Así la veo yo, aunque el camarada Clodovaldo, la ve muy ligera.

¿Cómo dices eso Chela?

Mija, echa esta película para atrás. Métele coco a esto, desde que el fiscal arranca con el supuesto esclarecimiento del asesinato. O sea mi comay, desde que la justicia soltó las primeras prendas sobre este horrible asesinato y los implicados; el punto se notó borroso jurisconsultamente, pero claro políticamente. El drama de este asesinato que fue pensado y calculado casi matemáticamente, no logra cuadrarme jurisconsultamente con la sentencia. Todo como que ha sido muy bien calculado.

Creo mi cotorra, que a los que administra la justicia en Venezuela, hay que aplicarles, muchos de los artículos que persiguen la violencia contra la mujer. A esta criatura que dicen que es ciega, la están maltratando impunemente.

Bueno mi comay chelita, le confieso que no la estoy entendiendo mucho. Usted me está hablando de un supuesto esclarecimiento y me dice también, que tal y como está la sentencia, era mejor y más barato dejar libres a los implicados.

Chucha, si tu le metes coco a las sentencias, no tendrás problemas desde una perspectiva del derecho comparado, cosa que yo no entiendo qué cosa es, no tendrás problema en concluir, que esta sentencia, parece que fue, como si Chelao el de Lencha, le hubiese robado dos patos y una gallina al viejo Mencho para hacer un sancocho. Dos patos y una gallina es un robo, pero si Chelao se arrepiente y dice que estaba paloteado, tal vez el que va preso es Mencho, porque ese señor no debía tener esos patos y la gallinita en su corral.

Si los implicados en este horrible crimen comienzan a rezar un padre nuestro todos los días, tal vez salgan pronto y la justicia todavía le quede debiendo unos días por estar presos más de la cuenta por la menudencia de asesinato que calcularon.

Chela y por qué dice supuesto esclarecimiento.

Ay mija, si viste esta película desde el comienzo, tendrás que concluir que este no parece un crimen macabro como lo dice Clodovaldo Hernández. Por eso hablo de un supuesto esclarecimiento.

Te advierto mi comay Chucha, que en esta ocasión, estoy obligado a plantear pública y notoriamente, que no comparto una partecita del hilo que Clodovaldo Hernández dejó ver en las redes sociales.

Ahora que hablas de Clodovaldo Chela, creo que tienen tiempo que no viene a Margarita. Muchas veces lo vi por el Valle de Pedro González.

Si mi cotorra, él solía venir a la isla a comer cuinche, pero voy al punto que expuso en un pedacito del hilo que soltó. Este excelente periodista venezolano, nos dijo en un hilo, muchas cosas interesantes, como las que siempre nos dice. Clodovaldo en la punta de ese hilo “tuitero” se hizo una pregunta crucial: “¿Vale tanto la confesión-delación para que un homicidio premeditado y cruel sea castigado con la mitad de la pena máxima? Seguidamente Chucha, Clodovaldo no suelta otra genial: “el peso de la ley, puede ser bastante liviano”. https://twitter.com/clodoher/status/1572333571204960262?s=20&t=1ryXpV-oYR–iXflNhaU9w

Donde sí creo que este excelente periodista patinó, es en otro punto de este hilo “tuitero”. Él llegó a pensar y lo dice en uno de los Twitter de este hilo, que este hecho (crimen) requería de una pena ejemplarizante. O sea Chucha, Clodovaldo piensa que no fue así. O sea Chucha, él supone que no fue ejemplarizante. Yo estoy convencida mi comay, que la pena es ejemplarizante.

Clodovaldo dice: “En caso como este se supone que se espera una pena de esas que se llaman ejemplarizantes. Pero si antes un delito tan macabro se aplican castigos comparativamente leves, ¿qué tipo de ejemplo se está dando? Todo el peso de la ley parece ser, en este caso, bastante ligero” https://twitter.com/clodoher/status/1572333571204960262?s=20&t=1ryXpV-oYR–iXflNhaU9w

Ya es una sentencia, que puede tener el status de jurisprudencia. A partir de ahora, si otra bandita como esta que asesinó a Carlos Lanz, planifica y calcula matemáticamente un crimen con este, pero luego confiesa y se arrepienta; los implicados tienen como el derecho de tener una pena, que más bien no es pena. Lo que es igual, mi comay, no es trampa.

Yo me imagino Chucha, cómo estará el camarada Carlos Lanz en el cielo. Arrecho no es la palabra adecuada para describir su estado de ánimo. Carlos Lanz en el cielo, debe tal vez estar profundamente deprimido.