Tecnología

La espiral de destrucción de Ezra Miller (The Flash): Delirios de mesías o demonio a conveniencia

Sobre la granja de marihuana en Vermont donde habría tenido viviendo a tres niños rodeados de armas, Vanity Fair revela que la llamaban La Montaña y que allí se dedicaba a disparar flechas, fumar, hacer magia y jugar al Call of Duty

Tras una investigación de más de seis semanas, la revista Vanity Fair ha publicado un exhaustivo artículo que profundiza en la espiral de destrucción de Ezra Miller y aporta nuevos y preocupantes datos sobre la vida del actor en los últimos dos años.

 

Desde 2020, Miller ha sido acusado de varios delitos y abusos entre Estados Unidos e Islandia, incluidas agresiones, robos y abuso de menores, pero hasta ahora siempre se ha librado con multas.

Según fuentes muy cercanas a Miller, el actor ha puesto en peligro no solo su carrera, sino su seguridad y la de las personas que le rodeaban, y todo empezó en la pandemia. En marzo de 2020, cuando el mundo entero se paralizó, se tuvo que enfrentar a una cantidad indefinida de tiempo de inactividad que le costó gestionar, que además coincidió con el divorcio de los padres, lo que habría añadido estrés emocional a su vida.

En un viaje a Islandia, Miller estranguló a dos desconocidos y para colmo allí le acompañó Jasper Young Bear, un curandero de 55 años que había contratado como consejero espiritual. Uno de sus amigos contó a Vanity Fair: «Jasper le decía a Ezra que él no era parte del movimiento, que él era el movimiento, que él era el próximo Mesías y que los francomasones estaban enviando demonios para matarlo» . Aunque los trastornos vienen de largo…

Poliamoroso Las fuentes con las que ha hablado VF han asegurado al medio que el actor abusó verbal y emocionalmente de quienes lo rodeaban y s e refería a sí mismo alternativamente como Jesús y el diablo . En 2018 Miller se declaró poliamoroso y le habló a Playboy del « polycule» , un acrónimo de poliamoroso y molécula.

Según tres personas del círculo de Miller, la polycule no es una sociedad democrática, sino un «harén cortesano» donde las mujeres, en su mayoría jóvenes, van rotando continuamente. Un amigo del actor dice que en su opinión «es en realidad una dictadura patriarcal donde Ezra controla todo el sexo como el hombre, y enfrenta a las mujeres entre sí, les grita, las menosprecia frente a los demás».

 

Acusaciones En junio de este año, el matrimonio formado por Chase Iron Eyes y Sara Jumping Eagle denunciaron a Miller por ejercer «violencia e intimidación» y «manipular» a su hija Tokata Iron Eyes desde los 12 años (ahora tiene 18). Le acusaban de grooming ( acción deliberada de un adulto, varón o mujer, de acosar sexualmente a una niña, niño o adolescente a través de un medio digital que permita la interacción entre dos o más personas, como por ejemplo redes sociales, correo electrónico, mensajes de texto, sitios de chat o juegos en línea. , lavado de cerebro y abuso emocional ), pero tuvieron que retirar la denuncia al ser ya mayor de edad.

Uno de los amigos de Miller dice que en su imaginario «Ezra es Jesús, y Tokata es una diosa araña nativa americana apocalíptica, y se supone que su unión provocará el Apocalipsis y esa es la ‘verdadera’ razón por la que todos se oponen tanto a que estén juntos» .

Después, una madre de Massachusetts hizo contra él unas acusaciones similares, alegando que Miller estaba mostrando demasiado interés en su hijo no binario también de 12 años. Según las fuentes del medio, Miller elige a jóvenes porque son más maleables y él mismo se ha vuelto cada vez más narcisista: «Les decía a estos niños: ‘Vas a estar en mi banda, voy a producir tu álbum y tú puedes dirigir mi estudio de música’. Ya fueran artistas visuales, DJ, niños que estaban en la universidad o, a veces, niños sin hogar, él los reclutaba en un momento de vulnerabilidad y les prometía todas estas cosas».

Otra de las chicas que se encuentra en la órbita del actor es la londinente Rosie, que habría sido pareja a la vez de Miller y de Tokata. Varias fuentes relatan que Miller habría dejado a ambas tiradas en la calle sin transporte ni dinero para humillarlas, mientras otros hombres eran testigo: «Aunque sepa que Ezra es un imbécil, no creo que eso exonere a las personas que estaban felices de comer del plato de Ezra. Creo que probablemente terminaron accidentalmente siendo cómplices de abusos realmente extraños» , asegura un amigo del actor.

Además, parece que tras trasladarse a Hawái, él y Iron Eyes acabaron viviendo como vagabundos y ella no tenía ni teléfono, ni ropa interior, ni dinero, ni siquiera calcetines. «La historia que escuché fue que [Iron Eyes] estaba huyendo de un entorno familiar que no toleraba su sexualidad o identidad de género», dice un viejo amigo, «Esa es una historia convincente en 2022. Me lo creí».

Precisamente en la isla, en el arresto del pasado mes de marzo, parece ser que Miller afirmó a la policía que estaba siendo acosado por un nazi y las cámaras de los agentes registraron al actor desaliñado con una chaqueta de traje negro y corbata roja gritando a los policías que era una persona transgénero no binario y que ningún hombre debía registrarlo, para después acusarles de un crimen de odio técnico al ser llamado « señor».

Miller se identifica con los pronombres they/them y su honestidad a la hora de hablar de su sexualidad e identidad de género le convirtieron en «icono queer» o en «el rey no binario» y la revista GQ llegó a titular en portada en 2018 así: «Por favor, Dios, dinos que la próxima generación de estrellas de cine será así» . Según algunas personas, entre ellas la madre de Tokata, Sara Jumping Eagle, Miller usa su identidad de género como arma: «Si alguien molesta a Ezra, es transfóbico o transfóbico nazi» .

 

Armas de Fuego y  granja de marihuana Su interés por las armas es otra de las fuentes de preocupación de su entorno, que describen escenas tan inquietantes como verle cantando y agitando un AR15 cargado, sugerencias de suicidio con armas de fuego a sus seguidores o encontrarse al actor solo y borracho con un arco y una flecha enloquecido porque le habían quitado el resto de pistolas: « Tenía un lanzallamas y todos estos enormes AK-47 por ahí» , dice una fuente.

Recordemos que en Tenemos que hablar de Kevin  el personaje que interpretaba cometía una masacre de instituto precisamente con flechas y parece que se quedó el mismo arco que usó durante el rodaje de recuerdo.

Sobre la granja de marihuana en Vermont donde habría tenido viviendo a tres niños rodeados de armas, Vanity Fair revela que la llamaban La Montaña y que allí se dedicaba a disparar flechas, fumar, hacer magia y jugar al Call of Duty.

Le gustaba recibir visitas de sus amigos, pero estos tenían que cumplir con unas reglas y aguantar largos monólogos. Una de las normas de la casa era rendir pleitesía a un altar que albergaba salvia y figuritas de Flash y quería que incluso Susan Sarandon fuese a rendirme homenaje. En una de las detenciones, la policía sacó de sus bolsillos balas de pistolas Nerf y un anillo del superhéroe de DC que Miller aseguró que era muy valioso para él.

Sus amigos han relatado otros pasajes de manipulaciones y abusos tales que describen tener cualquier tiempo de relación con él como «BDSM emocional no consensuado». El 15 de agosto de este 2022, Miller anunció que finalmente buscaría ayuda psicológica para tratar «una crisis intensa»» y dijo en un comunicado: « Ahora entiendo que estoy sufriendo problemas de salud mental complejos y he comenzado un tratamiento continuo. Quiero disculparme con todos los que he asustado y molestado con mi comportamiento en el pasado. Me comprometo a hacer el trabajo necesario para volver a una etapa saludable, segura y productiva en mi vida» .

Según este artículo, Miller habría decidido someterse a tratamiento psicológico cuando vio que podría perder su papel como Flash en el Universo extendido DC y cree que el personaje «une los multiversos al igual que Jesús».

Miller está citado para comparecer en la corte de Vermont el 26 de septiembre para una lectura de cargos por un delito grave de robo relacionado con el presunto allanamiento de morada.

The Flash tiene previsto su estreno en cines el 23 de junio de 2023.